Zys Planet

Las Colillas de Cigarrillos, un Gran problema

Según nos dicen estudios recientes sobre los residuos en el mundo, uno de los mayores problemas, sino es el mayor, son las colillas de los cigarros.

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), nos dice que en España se fuman unos 89 millones de cigarrillos al día, lo que supone 32.455 millones de filtros desechados anualmente. Y de esta cantidad ¿cuántas terminan en el suelo?.

Unos 4,5 billones de colillas se funden cada año con los ecosistemas en el mundo , según nos dice el informe Libera, un proyecto impulsado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes.

Estudios realizados por Ecologistas en Acción indican que 14 de cada 100 residuos retirados en las playas españolas son filtros de cigarrillos, que sumados a la totalidad de residuos de origen plástico como pequeños trozos (33 %), botellas (11 %), tapones (5 %), envoltorios (6 %) o bolsas (3 %), este material llega a representar hasta el 87 % de la basura recogida. Otros residuos como el metal, el vidrio o el papel, componen el 13 % restante de la basura recogida.

Estos datos nos indican que tenemos un verdadero problema  medioambiental con las colillas.

Canal de Youtube: Todos somos reciclaje

Prácticamente todos los cigarros que se venden en la actualidad tienen filtro y este, desde hace más de 50 años, está fabricado con acetato de celulosa, que es un material fotodegradable, no biodegradable. 

De media, las colillas pierden un 37,8% de su masa inicial tras dos años de degradación, y se estima que pueden tardar en descomponerse totalmente entre 8 y 12 años.

En los filtros se retienen los componentes tóxicos del tabaco, incluidas las sustancias químicas más nocivas, que son liberadas en contacto con el agua. Por tanto, cuando llegan a los ríos e incluso al mar, desprenden dichas sustancias, lo que supone una grave amenaza para la biodiversidad.

Irene Ruiz Muñoz, portavoz de Surfrider,  una ONG internacional creada por surfistas para la protección de los océanos, ríos y lagos, que recoge desde 1996  basura marina mediante su programa «Ocean Iniciatives«, nos dice que son el residuo que aparece en primera posición, por delante de los trozos, bolsas o botellas de plástico o fragmentos de poliestireno y señala la contaminación química como el mayor impacto de las colillas, y una amenaza para la biodiversidad.

«Contienen plomo, mercurio, fenol, amoniaco, que pueden contaminar hasta 500 litros de agua. Estudios recientes demuestran que la mayoría de los productos tóxicos del tabaco quedan adheridos a la colilla, por lo que aplastarla en el suelo y depositarla en la papelera no es suficiente».

Irene Ruiz Muñoz (Surfrider)

Una posible solución al problema que representan las colillas actuales sería el diseño y producción de colillas biodegradables.

Otra opción de reciclaje de colillas interesante podría ser un nuevo uso de este material poroso como material absorbente del sonido, que se está estudiando en la Escuela Politécnica de la UEx en Cáceres.

Hay que buscar soluciones urgentes y la primera es la que imaginamos todos:

¡No tirar las colillas al suelo!

¿Quieres cuidar el planeta?
Te regalamos Nuestra Guía del Medioambiente
TOTALMENTE GRATIS

Nuestra guía tiene como finalidad proporcionar una selección de buenas prácticas ambientales y recomendaciones para ayudar a vivir de forma sostenible y respetuosa con el medioambiente.

¡Enhorabuena, tu solicitud se ha enviado correctamente!

Salir de la versión móvil