Zys Planet

¿Qué sabes de los combustibles fósiles?

Los combustibles fósiles son restos de plantas y de otros organismos descompuestos de forma natural y que se han sometido a una gran cantidad de calor y de presión durante cientos de millones de años.

Los combustibles fósiles

Estos recursos son empleados como fuentes de energía y han permitido la evolución de nuestra sociedad. Adicionalmente, se usan como materia prima en la fabricación de una gran variedad de productos como, por ejemplo, fertilizantes, perfumes, linóleo, insecticidas, vaselina, jabones, capsulas de vitamina, etc.

Hoy en día, son uno de los temas más debatidos debido a su importancia económica y sus efectos potenciales en el medioambiente.

Freepik

Por ese motivo, te presentamos a continuación los aspectos más relevantes de este interesante sector productivo:

Usos energéticos de los combustibles fósiles

Los combustibles fósiles son utilizados como fuentes de energía prácticamente en todas las actividades que realiza el ser humano.

Por ejemplo: para generar electricidad o para la producción de combustibles indispensables para el transporte de personas y de mercancías.

A diferencia de otras fuentes de energía, estos recursos no son renovables y además son considerados como los mayores causantes de la contaminación ambiental.

Clasificación de los combustibles fósiles

Por lo general, las personas piensan que el petróleo es el único combustible que existe. Sin embargo, existen otros cuyas características y usos también son relevantes para la realización de muchas de nuestras actividades diarias.

1. Petróleo

El petróleo es un compuesto químico formado principalmente por cadenas de hidrógeno y carbono. Sus usos más conocidos son la producción de gasolina, el asfalto para las carreteras o los plásticos, por ejemplo.

Extracción de petróleo (Freepik)

Es el combustible fósil más utilizado actualmente tanto para fines energéticos como no energéticos y uno de los productos que sostiene la economía de muchos países.

Tanto su extracción como su utilización en distintas áreas, provoca elevados niveles de polución, pudiéndose encontrar a distintas profundidades, que pueden alcanzar los 5000 metros.

2. Gas natural

Es un combustible fósil menos contaminante que el anterior, pero ampliamente utilizado para propósitos industriales y domésticos, compuesto principalmente por metano, uno de los gases causantes del efecto invernadero.

Cocina funcionando con gas natural (Freepik)

Se extrae mediante perforaciones y se aloja en contenedores para ser transportado posteriormente por los gasoductos.

3. Carbón mineral

El carbón es un combustible fósil mineral. Su origen lo encontramos en la fosilización de restos orgánicos vegetales.

Existen varios tipos: turba, lignito, hulla y antracita.

La mayor parte del carbón se formó durante el período Carbonífero, el cual empezó hace 360 millones de años y finalizó hace 300 millones.

Fue el principal combustible fósil que se utilizó durante la revolución industrial. Ha tenido un gran protagonismo en el siglo XX y hoy en día se sigue utilizando.

El carbón suministra el 25% de la energía primaria consumida en el mundo, solo por detrás del petróleo. Además, es de las primeras fuentes de energía eléctrica, con el 40% de producción mundial. Algunos de sus más importantes usos corresponden a la generación de electricidad, la producción de acero y la fabricación de cemento.

El carbón es responsable en el mundo del 45% de las emisiones de CO2 del sector energético, del 40% de las de dióxido de azufre y el 15% de las de óxidos de nitrógeno y partículas

Beneficios de los combustibles fósiles

Los combustibles fósiles han sido y siguen siendo importantes para el bienestar de la población.

Desde la revolución industrial, estos han permitido un gran nivel de desarrollo económico y social, facilitando de esta manera la realización de un gran número de actividades.

Locomotora (Pixabay)

Vemos a continuación algunas de las ventajas más conocidas de estos recursos naturales no renovables:

Las reservas de los combustibles supera con creces las necesidades de consumo actuales. Pero en la medida que hagamos un uso mayor de las fuentes de energías renovables, la importancia enérgica de estos combustibles disminuirá.

En determinados lugares, la ubicación de los yacimientos es de fácil acceso, lo que simplifica las actividades de extracción y, por tanto, los costos económicos asociados con la cadena productiva.

La relación costo-beneficio de la producción energética es bastante atractiva. Por este motivo, este sector recibe continuas inversiones y se mantiene como uno de los más relevantes para muchas economías a nivel mundial.

Los combustibles fósiles son usados como materias primas para la fabricación de una gran cantidad de productos. Algunos ejemplos son:

Efectos negativos de los combustibles fósiles

Como sabemos, todas las actividades humanas siempre generan un impacto en el medioambiente.

Aunque exista el deseo y la voluntad por reducir o eliminar sus riesgos, resulta imposible evitarlos muchas veces y, en particular, si nos referimos a los combustibles fósiles. Por ese motivo, señalamos a continuación dos de sus efectos negativos más conocidos:

1. Efectos negativos de los combustibles fósiles en el ambiente

El procesamiento industrial de los combustibles fósiles favorece al llamado efecto invernadero y, por lo tanto, al calentamiento global.

De hecho, un 80% aproximadamente del CO2 a nivel global es causado por el uso de este tipo de combustible.

2. Efectos negativos de los combustibles fósiles para la salud

La contaminación generada por el uso de combustibles fósiles resulta perjudicial para la población pues puede provocar problemas respiratorios y cardiovasculares, en especial a las mujeres embarazadas, los niños y los ancianos.

¿Te gustó nuestro artículo? Entonces, te invitamos a compartirlo con tus conocidos.

¿Quieres cuidar el planeta?
Te regalamos Nuestra Guía del Medioambiente
TOTALMENTE GRATIS

Nuestra guía tiene como finalidad proporcionar una selección de buenas prácticas ambientales y recomendaciones para ayudar a vivir de forma sostenible y respetuosa con el medioambiente.

¡Enhorabuena, tu solicitud se ha enviado correctamente!

Salir de la versión móvil