Saltar al contenido
Zys Planet

Desarrollo Sostenible. ¿Verdad o Mentira?

Erróneamente se cree que los términos crecimiento, progreso y desarrollo son sinónimos.

Estos conceptos se usan para describir temas relacionados con el bienestar y la prosperidad del ser humano, pero es una terminología que no se corresponde con la realidad.

¿Es el Desarrollo Sostenible una verdad o una mentira de nuestro tiempo?

Por su parte, el concepto de desarrollo sostenible tiene que ver con la prosperidad y bienestar que se extiende a los aspectos sociales, ambientales y económicos en el planeta.

Al tener en cuenta ciertos factores como el cambio climático, el agotamiento de materias primas, el decaimiento de la economía, que ha traído como consecuencia el aumento de la pobreza y la escasez de alimentos, entre otras manifestaciones, nos presentamos a inicios del XXI sacando la triste conclusión:

Claramente existe insostenibilidad en el crecimiento si se mide de acuerdo a indicadores económicos cuantitativos, con un desequilibrio importante en todas las áreas.

Pixabay

Hablemos de historia

En Europa, alrededor de los años 1600 y 1700, se produjo un avance significativo de la ciencia moderna gracias a las teorías de científicos como Newton, Bacon, Descartes y Galileo.

La propuesta de utilizar una técnica de experimento y observación para constituir un método con el que se pudiera explicar la naturaleza, fue muy bien aceptada y como resultado se obtuvo un gran éxito en fenómenos que podían ser reproducidos.

Debido a esto, la ciencia comenzó a ver el mundo como un objeto que obedecía a leyes matemáticas, a reglas que el ser humano podía explicar y controlar.

Desarrollo de la tecnología

Gracias a esto se promovió el desarrollo de la tecnología y comenzaron a crecer las expectativas del dominio de la naturaleza, así como también los niveles de apropiación de los bienes naturales.

Poco después, el racionalismo y el empirismo serían las corrientes filosóficas que configuraron el modelo del pensamiento positivista y que describiría la realidad en relación a términos de causa y efecto.

Asimismo, diseccionaría la naturaleza para que se pudiera analizar pieza por pieza, y asumiendo que se puede reconstruir el todo mediante la suma derivada de sus partes.

El paradigma mecanicista, que es el que respalda el concepto de causa y efecto, tecnología, recursos, riqueza, ha estado vigente durante 300 años, teniendo como consecuencia los diversos problemas globales que se han originado por el resultado de ignorar los términos ecológicos de biocapacidad existentes en la tierra, así como no tener en cuenta la complejidad de las interacciones entre sus diferentes sistemas vivos.

El materialismo

La forma materialista de ver el mundo dio pie a la búsqueda del mayor beneficio posible. Explotando bienes de modo, aparentemente ilimitados y gratuitos, en territorios de poca población.

Varios países europeos desde inicios del siglo XVI hasta mediados del siglo XX tuvieron imperios coloniales en Asia, África y América.

En estos lugares era posible la extracción de materiales valiosos a bajo costo. Esto se debía a la mano de obra sometida por la esclavitud.

Pixabay

Posteriormente, a mediados del siglo XVIII, se asentó como primera ley de la economía, la ley de la oferta de Adam Smith, lo que suscitó la libertad de comercio.

La ciencia

Gracias a esto se avanzó en la investigación científica y se incrementó la esperanza de vida en las sociedades industrializadas. Pero, como efecto negativo, también se originó una gran desigualdad en la distribución de la riqueza.

Como consecuencia de todos estos avances, la población mundial crece a un ritmo nunca conocido, teniendo en la actualidad un crecimiento exponencial conforme avanzan los años.

En el año 1800 no se llegaban a los 1000 millones de habitantes y en 2018 somos 7.400 millones.

Desarrollo sostenible


«Desarrollo sostenible es aquello que es capaz de “satisfacer las necesidades presentes de la humanidad sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las suyas”.

Informe Brundtland del año 1987

Y si esto es lo que queremos, es imprescindible cumplir ciertas condiciones.

Condiciones para un desarrollo sostenible

  1. Se deben aprovechar los recursos renovables.
  2. No se deben consumir los recursos no renovables a una velocidad mayor a la que se necesita para su sustitución.
  3. La producción de contaminación y residuos debe ser únicamente a niveles que la tierra pueda asimilar o absorber.

Sin embargo, ninguna de estas tres condiciones se cumple hoy en día.

Los recursos no renovables se agotan, los acuíferos, las reservas de petróleo, todo desciende. El calentamiento global crece rápidamente…

Y así podemos mencionar muchos más factores que hacen que el desarrollo sostenible sea necesario para poder mantener la vida humana y la conservación de la biodiversidad, en sus aspectos económico, medioambiental, educativo y moral.